CUIDADO DE FAMILIARES

En los últimos años la población ha envejecido notablemente en nuestro país, motivo por el cual, es cada vez más frecuente tener que hacer frente al cuidado de nuestros mayores, muchas veces en nuestro propio hogar. Aquí nacen una serie de conflictos importantes entre hermanos, cuñados y familias al discutir acerca de:

  • Tiempo que pasa en cada lugar.
  • Cobertura de gastos comunes: alimentación, luz, agua, gas, ropa, transporte.
  • Cobertura de gastos sanitarios: pólizas sanitarias, medicamentos, etc.
  • Pago de residencias y régimen de visitas: quién visita y cuándo, cómo se reparten los gastos fijos y variables.
  • Vacaciones, etc.

En ocasiones, los mayores a quien cuidar no son los padres, sino que son familiares que finalmente desencadenan un conflicto similar.

Muchas veces, el cuidado de personas con discapacidad o algún grado de dependencia genera conflictos terribles en las familias.

Tras el proceso de mediación encontraremos y dejaremos fijado un proceso que rija todas las acciones que le corresponden a cada uno, gastos que debe cubrir, tiempos, obligaciones y derechos. Todos los implicados, gracias a la acción del mediador experto, quedarán satisfechos.

Llámenos para conocer mejor el proceso. Será un placer para nosotros contarles nuestra forma de trabajar.